Home ARTICULOS Razones para meditar después de hacer ejercicio

Razones para meditar después de hacer ejercicio

3240
0
SHARE

Posiblemente las palabras meditación y ejercicio te resulten contradictorias entre sí, el ejercicio ses algo aeróbico, que implica un montón de energía y te brindara la energía que requiere tu cuerpo, mientras que la meditación es todo lo contrario, es algo más suave  y relajante con lo que nos desactivamos; aunque, ejercicio y meditación son dos cosas totalmente complementarias una buena manera de acabar tus entrenamientos es meditar después de hacer ejercicio, algo que tiene incontables beneficios.

Piensa que una mente sana debe desarrollarse en un cuerpo sano y al revés, y aunque no sea lo que habitualmente debería combinarse, pueden complementarse, lo cual no quiere decirse que uno puede sustituir al otro, aunque también es cierto que se pueden hacer las dos cosas al a vez.

¿Nunca has pensado que mientras corres o nadas pones la mente en blanco y solo te focalizas en completar el ejercicios? En cualquier caso, lo mejor es la meditación después de realizar ejercicio.

¿Qué beneficios te da meditar después de entrenar? 

La primera razón por la que los deportistas deben hacer meditación tras el ejercicio es desactivar a tu cuerpo. Durante el entrenamiento se activo tu organismo, utilizamos una gran cantidad de energías y al cuerpo le cuesta una barbaridad volver al estado inicial. Los efectos de dicha activación son patentes especialmente cuando hacemos ejercicio a última hora del día: luego nos cuesta descansar porque el cuerpo está activo y somos incapaces de relajarnos, aunque con la meditación ese problema se soluciona.

Esas propiedades relajantes son las que nos ayudan a dormir mejor tras el entrenamiento. Al meditar refuerzas tu paz mental y espiritual, durmiendo mejor e incrementando tu rendimiento el siguiente día, y no sólo eso, pues tan solo con meditar después de entrenar es una de las mejores formas que hay para que se reduzca el estrés. Tanto el frenético día a día como la búsqueda de unos objetivos por medio del ejercicio nos hacen vivir estresados, pero al relajar nuestra mente a través de la meditación el estrés disminuye lo que indudablemente mejora nuestra calidad de vida.

También puedes aprender a respirar mejor gracias a la meditación, que implica una oxigenación mayor, de hecho, la respiración es una de las claves de la meditación, todos los ejercicios tienen unos tiempos de inhalación y exhalación que se deben respetar para que la meditación surja efecto. Estos ejercicios te apoyarán a aprender a controlar la respiración, algo que deberíamos aplicar más allá de las sesiones de meditación, como en los entrenamientos, muchas veces nos fijamos en cuestiones como la técnica de entrenamiento y dejamos de lado la técnica de relajación y de respiración, factores clave a la hora de que mejores tu rendimiento.

¿Meditar antes o después de entrenar? 

No podemos terminar sin mencionarte que el aumento de la concentración y el refuerzos de la elasticidad muscular que implica la meditación, es lo que abre el debate sobre si es mejor meditar antes o después del ejercicio. Al meditar es mas sencillo concentrarte sobre un aspecto determinado, algo básico al a hora de realizar deporte, evitando que te distraigas con otros pensamientos y reduciendo la fatiga mental, en cuanto a la elasticidad muscular, es buena para prevenir lesiones, agujetas, entre otras y ayuda a incrementar el rendimiento.

Por esas dos cualidades es que hay quien prefiere meditar antes de entrenar, la meditación pre y post entrenamiento además es perfectamente compatible, porque puede combinar la meditación con los estiramientos que realizas en tu calentamiento y luego incluir estos ejercicios en tu rutina para acabar de calentar. En cualquier caso, si quieres desactivar tu cuerpo y descansar mejor después de entrenar, no hay nada como dedicar los últimos 5 o 10 minutos del entrenamiento a la meditación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here